Portada1 Portada2 Portada3
Sociedad: La formación de la Iglesia
01/01/2017 | 591 visitas
Imagen Noticia
Sierra Grande-Hechos, es uno de los libros más apasionantes de toda la escritura, porque contiene, la creación de la iglesia, la formación de “La Esposa”. Siendo una de mis lecturas predilectas, creo muy conveniente, terminar esta año, con una reflexión, sobre este pasaje, del maravilloso libro, escrito por Lucas.

Los apóstoles, estaban expectantes. No hay palabras para describir lo que ellos sentían en esos momentos. Estaba muy fresco en sus retinas, la muerte de Jesús, su amigo fiel, su compañero de camino, su confidente, el hacedor de los milagros, el poseedor de la llama eterna, el Hijo de Dios mismo,  pero también, estaba más fresco en sus retinas, oídos, tacto, sentimientos; los 40 días que Jesús había pasado con ellos, resucitado y eso, era lo más sublime de todo. 

El cumplimiento de la promesa, el saber a cabalidad que ese quien ellos habían seguido por años, estaba diciendo la completa verdad y ahora, habían tenido la posibilidad de tocarlo, verlo traspasar paredes, aparecer en medio de sus reuniones y desaparecer como si nada, ascender a los cielos, en medio de ellos, sin nada que lo levantase. Era todo sobrenatural. Tan sobrenatural que ahora a más de 2000 años de aquel momento, nos encontramos reunidos para hablar de Él, y de ellos, que posibilitaron con su devoción y sacrificio, que pudiésemos disfrutar de la narración de esos momentos únicos. 

Pedro, su protagonismo, su primer discurso, fue el punto de inicio de esta revolución libertadora. Un mensaje al corazón del pueblo de Israel, como ningún otro mensaje que yo haya oído. El hablo con el corazón en la mano, haciendo referencia a “un varón aprobado por Dios”, quizá para nosotros como gentiles, esto no signifique mucho, pero para los judíos esto tiene un significado casi inalcanzable. 

Pedro, como judío se sentía responsable de lo que había pasado, no por la negación que ya había sido restaurada, por el Señor, con el desayuno en la costanera del lago, y los majestuosos “me amas, Pedro”; sino como nación que había desconocido al Mesías, a pesar de que sus profetas lo habían anunciado de manera indubitable. 

¿Qué pasó? ¿No entendieron a sus profetas? ¿Qué le pasó al pueblo de Israel? 

Dice Isaías 6 ¿Hasta cuándo Señor? La traducción de esto que dijo Isaías, es más o menos asi entendido enesta época a casi 3000 de haberse escrito: ¡Hasta cuando no entenderemos lo que los profetas nos quieren decir? Y la respuesta de Dios fue: “Hasta que las ciudades estén asoladas y sin moradores y no haya hombres en las casas y la tierra esté hecha un desierto”. 

Sin duda que esta palabra aún no se ha cumplido, por consiguiente Israel, sigue sin reconocer a Jesús como su Mesías. Pero si vemos las noticias con atención y comenzamos a pensar en todo lo que los profetas han manifestado, deberemos concluir que estamos a las puertas del cumplimiento de profecías como estas. 

Por eso es que Pedro abre su boca, para expresar lo que Dios había depositado en su corazón, porque él sí, había sido restaurado.

Esta nueva dispensación de Dios, este nuevo tiempo, es un “Tiempo de Gracia”, sobre este tiempo de gracia,  el profeta Joel, nos dice (Jl2:28-32)

Profetizaremos. 

Soñaremos sueños.

Los jóvenes verán visiones.

Habrá prodigios (milagros, señales, maravillas) en los cielos y en la tierra.

Habrá salvación.

Entrará el remanente.

Toda esta escritura se había cumplido en Jesús. Y como consecuencia de esta exposición, dice el escritor de Los Hachos de los Apóstoles, que los judíos se “compungieron de corazón” y preguntaron “¿Qué haremos? 

La respuesta es simple: “Arrepentíos y bautícense en el nombre de Jesucristo para perdón de pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo”

¿Qué significó esta palabra, en ese momento y qué significa esta palabra hoy, a un poco más de 2000 años?

 

Esta es la Palabra de Dios para nosotros hoy. 

En aquel momento, el significado fue simple, porque cada Israelita sabía de lo que le estaban hablando. Quizá casi todos los que estaban allí, habían sido bautizados por Juan, en arrepentimiento de pecados, sí, pero bautizados en el agua del Jordán. Este bautismo era una manifestación personal, que daba testimonio de que estábamos a las puertas de algo grandioso, que cambiaría la concepción, de todo lo que había creído este pueblo. 

Es como la predisposición personal, a algo más grande, la preparación antes de ser llevados a otro nivel de gracia. Luego sobrevino el bautismo que los capacitó y perfeccionó, de allí en adelante no se necesitaron dos bautismos, sino uno solo, porque el Espíritu Santo de Dios, unificó esta capacidad, de la mano de nuestro testimonio personal, de devoción a Dios. 

Todo lo que sucedió en ese momento, era la preparación. Vieron la manifestación del poder de Dios, pero ahora lo que sucedería no tendría parangón. Nada podría medir, ni predecir lo que sucedería.

Tan así, que a más de 2000 años aún hablamos de ello, como si hubiese sucedido ayer. 

Citamos estas palabras, para recordar cómo fue la formación de la Iglesia, pero ¿hacemos caso de ella? Realmente ¿entendemos lo que en este pasaje hay escondido?

Preste atención a la última oración del v.47 y póngase una mano en el corazón y dígame si ¡usted entiende! 

“Y el Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos”.

Mire lo que dice Lucas de esa iglesia:

Tenían temor.

Veían señales y maravillas.

Estaban juntos.

Tenían en común todas las cosas.

Vendían sus propiedades.

Sus bienes los repartían entre todos, según la necesidad que veían.

Perseveraban unánimes.

Compartían la comida.

Tenían alegría y sencillez de corazón.

Alababan a Dios, tenían el favor del pueblo.

 

¿Qué vemos?

Lo que nosotros hacemos, generalmente, es el último escalón, del orden de prioridades que describe Lucas. No piense nada aún, le hago otra pregunta: ¿Ustedes creen que el Espíritu Santo derramado en Lucas para que escribiese este libro y Lucas se equivocarían en la descripción?, ¿Ustedes creen que si el orden hubiese sido en otro sentido, no estaría mencionado aquí? 

Cada uno de estos atributos que tenía aquella iglesia recientemente formada, eran una consecuencia, del anterior. O sea que si había temor, había señales y maravillas. Pero le puedo asegurar que si no hubiese habido “temor de Dios” jamás hubiésemos tenido señales y maravillas.

Entonces vamos a partir por allí.

 

Temor de Dios. 

La Biblia nos exhorta, tanto en el AT, como en el NT, a andar en el temor de Dios. Sin embargo esta enseñanza es una de las menos predicadas o enseñadas en la iglesia de hoy.

Muchos creen erróneamente que el concepto de “temor de Dios” es contradictorio, con la idea del Dios amoroso y misericordioso.

 

Pero están equivocados, si Usted quiere tener un concepto apropiado de Dios, si Usted quiere tener una vida cristiana digna, si Usted quiere disfrutar de esta vida abundante que Jesús ofrece; debe comprender muy bien este término bíblico del “temor”. 

Dice el libro del Éxodo en el cap. 19:5, que debemos obedecer. “Guardaréis mi pacto”.

El temor a Dios es una mezcla perfecta de obediencia y respeto reverente. Y si mal no recuerdo fue esto lo que mantuvo al pueblo de Israel, 40 años en el desierto, la falta de temor. A pesar de que veían las manifestaciones de Dios, no había lugar en sus corazones, para el temor a Dios.

¿Por qué?, porque ellos eran el pueblo escogido y lo sabían. Había orgullo y soberbia. 

Realmente estamos siendo obedientes y respetuosos de Dios. Estamos haciendo su voluntad. Si su palabra dice que debemos ir por todo el mundo y predicar, las buenas nuevas a toda criatura, estamos siendo obedientes y respetuosos. 

Podemos hacer muchas cosas, pero si no tenemos ordenadas las cosas, de la manera que Dios nos ha mandado a hacerlas, estamos haciendo mal y debemos corregir eso urgentemente.

Ahora Usted puede preguntar ¿es necesario vender todas las cosas y repartir lo que tenemos? No. Estamos siendo desobedientes, si no lo hacemos. No. No somos desobedientes. 

Voy a explicar esto que sucedió en aquel momento. Esta actitud del corazón de aquellos primeros cristianos, fue la actitud normal que podemos tener nosotros, si viniese el mismo Pedro a decirnos esto, después de haber visto a Jesús resucitado, hoy. Esa esperanza de ser como niños, ante lo que Dios nos dice, es la actitud que debemos tener, respecto del evangelio. Ellos pensaban que ya no habría más nada. El amor y el temor que ellos manifestaron en ese momento fue lo que impulsó a aquellos discípulos a ir mal allá. 

“No hemos llegado a este lugar, solo para hacer prevención de las adicciones. No hemos llegado a este lugar para trabajar solo con las familias. Hemos llegado a este lugar para levantar un estandarte de gloria. Levantar una columna directa a la eternidad de Dios, para decir que la Iglesia aún esta despierta. Todavía estamos en pié, de lucha y de intercesión, a favor de los hijos de Dios y de aquellos que han de venir. 

Hemos llegado a este lugar para decir, que somos eternos, porque estamos atados a la eternidad de Dios. Y con esa autoridad llevaremos junto a Cristo cautiva la cautividad, sobre este pueblo y los que se sumen. 

Señor, se que aún no has terminado con Sierra Grande, recién estas empezando.”

Tenemos muy claro que el “temor a Dios” no es miedo, pero encontramos que por todos lados hay como una sombra de miedo sobre las personas, dentro de las iglesias y fuera de ellas. Quizá el pasaje de   1° Corintios 14: 23 - 31 explique muy bien lo que sucede, y lo que debemos modificar en nuestras congregaciones. 

23. Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?

24. Pero si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto, por todos es convencido, por todos es juzgado;

25. lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros.

26. ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación.

27. Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete.

28. Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.

29. Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen.

30. Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero.

31. Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. 

Esta palabra no es mía, sino de Dios, lo que sucede a veces es que nos olvidamos de esa parte del pasaje que dice “hágase todo para edificación” y tomamos la edificación como algo que creemos vendrá en el futuro, si seguimos haciendo esto que nosotros creemos que está bien; pero la edificación en el Cuerpo de Cristo, es de presente continuo. 

Como conclusión, de toda esta palabra derramada por Dios, puedo decir que el mensaje que este nuevo año que comienza, deberemos comunicar, tiene un título que debemos enseñar con toda autoridad: EL TEMOR A DIOS. 

La Iglesia, sus maestros, profetas y pastores tienen una gran responsabilidad este nuevo año que comienza, enseñar. Este libro de los Hechos de los Apóstoles está lleno de relatos, en dónde el temor a Dios producía todo tipo de milagros, señales y prodigios. 

Jesús nos ha comisionado para que seamos fuentes de encuentros de poder, siempre listos para aprovechar cualquier oportunidad de proclamar la gracia y la misericordia de Dios a fin de hacer discípulos, preparados y obedientes y yo creo que la “gran comisión” puede cumplirse con más eficiencia a medida que entreguemos nuestras vidas al poder de Dios en la forma que lo describe el libro de los Hechos. 

Pero antes de ordenarnos e ir a hacer discípulos, Jesús dijo: “toda autoridad en el cielo y en la tierra me ha sido dada”, por lo tanto si somos sus hijos debemos entender que tenemos la autoridad para hacer tal cosa. La autoridad es “poder para actuar”, es un libre acuerdo con el Padre. Toda la autoridad para hacer discípulos se encuentra en Cristo y Él está con nosotros.

De nuestra sensibilidad al Espíritu Santo va a depender la transformación de la Iglesia, hacia la esposa que Cristo desea.

Seamos pues sencibles.

 

Marco Antonio Pesce

Pastor Misionero

Ministerio Cristiano “Tiempo de Gracia”

Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.prensa-serrana.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre sociedad
Imagen Noticia
Aguas Rionegrinas realiza mantenimiento en Viedma
Viedma-La empresa estatal Aguas Rionegrinas está llevando a cabo un plan de recambio de tapas de bocas registro cloacales en Viedma.
» Leer más...
Imagen Noticia
Cuestión de estilo.
Supo decir Plutarco que “un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo”. Verdad innegable en la conducción política. Al respecto Perón escribió en su “Manual de Conducción Política” que gobernar “no es mandar sino persuadir”.
» Leer más...
Imagen Noticia
Pobre Patagonia.
Ortega y Gasset había dicho de nuestra geografía más característica: “La pampa no puede ser vista ni vivida…sólo vive de su confín”.
» Leer más...
Imagen Noticia
Bajo la lluvia se realizó en Viedma la movilización por “Ni una menos”.
Bajo una persistente lluvia se realizó en la plaza San Martín, la concentración convocada por la consigna “Ni una menos”, en reclamo y protesta contra la violencia de la mujer y los numerosos casos de femicidios.
» Leer más...
Imagen Noticia
#Niunamenos: comenzó la concentración frente al Congreso.
Organizaciones sociales y de Derechos humanos se manifiestan en reclamo contra la violencia de género.
» Leer más...
Elegí tu color preferido:
Elegí tu fondo preferido:
	Twitter
Facebook
Youtube
programación. ahora en vivo:
No hay programa en vivo.
escuchanos en vivo

Escuchanos en tu celular:

mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.prensa-serrana.com/.
Enviar mensaje
Daniela:
Muchas bendiciones!!para el.programa!!!sin duda abrira puertas de victoria.!!
clima en sierra grande
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Nosotros
  • Historia
  • En Vivo!!!
  • Prensa Serrana TV
  • Categorías de noticias
  • Carta de Lectores
  • Ciencia
  • Deportes
  • Economía
  • Editorial
  • El tiempo
  • Espectáculos
  • Ideas
  • Judiciales
  • Locales
  • Mundo
  • Nacionales
  • Panama Papers
  • Política
  • Policiales
  • Provinciales
  • Regionales
  • Relaciones Exteriores
  • Ruta del dinero K
  • Salud
  • Sociedad
  • Tecnología
  • Terrorismo
  • Time Warp
  • Trata de personas
  • Vida
  • Violencia de género
  • Para contactarse con nosotros
    .: Prensa Serrana :.

    Director General: Lic. Christian González Ríos

    Celular: 02934-15447881
    Email: prensaserrana@gmail.com
    Facebook: Mauricio Christian González Ríos
    Fan Page: Prensa Serrana
    Twitter: @PrensaSerrana

    Dirección: Somuncura N°363

    Sierra Grande - Río Negro
    mapa de sierra grande
    Desarrollado por VeemeSoft - www.veemesoft.com.ar
    Sombra